INTRODUCCIÓN

______________________________________________________________________________________________________
JOAQUÍN GÓMEZ CARRILLO, escritor de Cieza (Murcia), España. Es el autor del libro "Relatos Vulgares" (año 2004), así como de la novela "En un lugar de la memoria" (año 2006). Ha publicado igualmente cuentos, poesías y relatos en revistas culturales, como "La Sierpe y el Laúd", "Tras-Cieza", "La Puente", "La Cortesía", "El Ciezano Ausente", "San Bartolomé" o "El Anda"; o en el libro editado por Vita Brevis titulado "El hilo invisible". Así mismo, participa como articulista en el periódico "El Mirador de Cieza" bajo el título genérico: "El Pico de la Atalaya" (antes "La República de Cieza"). Ha publicado en internet el "Palabrario ciezano y del esparto".

Buscador por frases o palabras

Buscador por fechas de publicación

Traductor de esta página a más de 50 idiomas

1/8/13

Versos para un poeta del pueblo



Río Segura, otoñal, caleidoscópico



A la memoria de Manolo Dato Buitrago,
quien tuvo el don de vivir regalando amistad.

Madrugará tu recuerdo donde la paz habite;
por los caminos gastados de la Atalaya,
por la ruta de las canteras abandonadas
o las sendas casi borradas
del Madroñal.
Habitará tu presencia los cerros nuestros:
el Almorchón,
la Sierra del Oro,
               la Cabeza del Asno, el Ripión...,
el Castillo del moro
y el murallón
rocoso con faz lunar
de los viejos Paredones,
arquitectura fósil que otea
por sus ventanas de par en par
acá Cieza y allá Abarán.

Anidará tu voz de poeta en la brisa,
bajo los sauces llorones
de la esquina del Argaz.
Reinará tu palabra en el viento,
alado de ruiseñores,
caricioso, nocturnal,
que enseñorea al oscurecer
el alma tierna del cañaveral.

Regresarás temprano al Menjú;
por el palmeral perdido,
por la casa del barquero
o el mirador destruido...;
y subirás el pedregoso sendero
flanqueado de hinojos,
cipreses tísicos y árboles caídos
de una cultura agónica.
Allí frente a la musa Aretusa,
(descuartizada su desnudez alegórica)
soñarás un nuevo cielo azul,
límpido, cenital,
antes que el sol matutino
allane siglos con su luz
en la romana Bolvax.

Andarás alegre los caminos
con tu música diminuta,
imperceptible, auricular,
y en el alma de los amigos,
que marcharemos sobre tus huellas
lo que Dios nos permita más,
quedará indeleble y sentida
cual una verdad absoluta
la impronta fiel de tu amistad.

Pienso en aquel recodo del Segura,
donde las huertas de mil flores
trabajadas con esfuerzo y con sudores
se llenan de paz y hermosura;
donde las olmedas al fin
añoran la voz del muecín
llamando a orar en Siyâsa;
y pienso en la cara oculta de la Chinica,
varada, críptica y prehistórica
(un pecio en mitad de la agricultura),
ocultando eternamente
su verdad de leyenda mágica.

Te leyeron con unción
poemas en tu despedida,
te desearon paz eterna, con amor,
en la sentida homilía,
y te sacaron a hombros, muy despacio,
con tu canción preferida.
Los poetas lloraban por dentro
con sabor a tierra mojada,
a sal marina, a hierro,
y en los labios contenían, serenos,
el alma estrujada.

Yo me acordé de la Virgen María
(¡qué tristeza la de aquel día!),
cuando en mitad de la hora mala,
y mientras te llevaba el enterrador,
Mercedes agradecía
con palabras bellas de gran valor
nuestra presencia helada,
y consolaba nuestros corazones
huérfanos ya de tu alegría,
ofreciéndonos con cariño
ramitos de rosas blancas.

Mas te recordaré bajo los cuatro sauces
de visión caleidoscópica,
cimbreándose sobre el haz del río.
Imaginaré tu nombre amarrado
a sus troncos salicílicos
y a sus ramas vigorosas,
cuyos tallos llorones bajan,
lujuriosos y pacíficos,
hasta besar con sus hojas,
la húmeda piel del agua.

Luego te esperaré en la Andelma,
al borde de su quijero alto,
donde una higuera sin amo,
pródiga y providencial para los pájaros,
se agarra con sus raíces
al borde de la acequia mansa.
Allí te detendrás un momento,
sonriente y feliz ante el campo,
mientras tu corazón se calma;
y buscarás en el interior del árbol
(verde y vital de sangre blanca)
aquél higo maduro que me ofreciste,
¿te acuerdas, Manolo?, una mañana.

Después seguiremos el camino,
ya sin prisa, compañero,
hasta llegar al Molino
por la Cuesta de las Cabras.
Y a través de los eucaliptos
cien veces será el pueblo
estampa viva de nuestro sino:
de pardos tejados, plebeyo,
de pétreos muros, altivo.
Mas sobre un fondo de cigarras,
vibrando ciegas sus élitros
en la corteza añosa de los pinos,
hablaremos de muchas cosas, amigo,
y de la vida que pasa.

Cieza, mes de julio y 2013.
                                    ©Joaquín Gómez Carrillo

16 comentarios:

  1. Gracias Joaquin, es precioso lo que has escrito. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Anónimo6/8/13 4:20

    Genial, Joaquin.
    Pedroluis

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6/8/13 7:35

    Precioso Joaquin. Que bien expresais las cosas los poetas. Gracias por hacerlo tan bonito. Chencha.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a Chencha, Pedroluis y Merche, por vuestros amables comentarios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo6/8/13 16:04

    Intenso, profundo, magnífico como Manolo.

    Un saludo desde www.cuadernodelluvia.com

    ResponderEliminar
  6. Anónimo7/8/13 6:55

    Magnífico homenaje a un amigo que se fue. Se fue, y no fue por su culpa, él, que se despedía a diario con su frase "¡hasta mañana,...y si no nos vemos que no sea por mi culpa!

    ResponderEliminar
  7. Anónimo7/8/13 8:25

    Preciosos, sentidos y sinceros versos salidos de una pluma que Manolo admiraba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Era lo menos que podía hacer por Manolo.

      Eliminar
  8. Anónimo7/8/13 23:22

    Gracias por escribir así, gracias por recordar a un amigo y persona tan entrañable como lo era nuestro querido Manolo Dato,
    Gracias Joaquín!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco el amable comentario. Me alegro de que ta haya gustado el poema.

      Eliminar
  9. Anónimo9/8/13 11:49

    Qué recuerdos....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida es el pasado, pues el presente no existe y futuro está por llegar.

      Eliminar
  10. Juan Sánchez Salmerón24/9/13 2:47

    Joaquín: Has plasmado con tu poema a Manolo las vivencias más sublimes que este hombre dejó junto a la naturaleza de su pueblo. Un retrato perfecto que corrobora quien lo ha conocido, muy a fondo, desde que lo preparó de ingreso de Bachiller, lo tuvo a su lado en la docencia y lo ha querido siempre.Tú, muchísimos más y yo, nunca lo olvidaremos. Gracias Joaquín

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias por el comentario, Juan. Era lo menos que podía hacer por la memoria de un amigo como Manolo Dato.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

EL ARTÍCULO RECOMENDADO

.
"El viaje de Viernes Santo". Relato publicado en la revista de Semana Santa "La Cortesía", el año 2007. Narra el periplo de unos zagales del Campo de Ricote que decidieron acudir a ver la procesión a Cieza atravesando la Sierra del Oro por el Collado del Portajo.

LOS DIEZ ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS EN LOS ÚLTIMOS TREINTA DÍAS

Cuentos del Rincón

Cuentos del Rincón es un proyecto de libro de cuentecillos en el cual he rescatado narraciones antiguas que provenían de la viva voz de la gente, y que estaban en riesgo de desaparición. Éstas corresponden a aquel tiempo en que por las noches, en las casas junto al fuego, cuando aún no existía la distracción de la radio ni el entoncemiento de la televisión, había que llenar las horas con historietas y chascarrillos, muchos con un fin didáctico y moralizante, pero todos quizá para evadirse de la cruda realidad.
Les anticipo aquí ocho de estos humildes "Cuentos del Rincón", que yo he fijado con la palabra escrita y puesto nombres a sus personajes, pero cuyo espíritu pertenece sólo al viento de la cultura:
.
* Tres mil reales tengo en un cañar
* Zuro o maúro
* El testamento de Morinio Artéllez
* El hermano rico y el hermano pobre
* El labrador y el tejero
* La vaca del cura Chiquito
* La madre de los costales
* El grajo viejo
_____________________________________________________

Frases para la reflexión:

"SE CREYÓ LIBRE COMO UN PÁJARO, Y LUEGO SE SINTIÓ ALICAÍDO PORQUE NO PODÍA VOLAR"

"SE LAMÍA TANTO SUS PROPIAS HERIDAS, QUE SE LAS AGRANDABA"

"SI ALGUIEN ES CAPAZ DE MORIR POR UN IDEAL, POSIBLEMENTE SEA CAPAZ DE MATAR POR ÉL"

"SONRÍE SIEMPRE, PUES NUNCA SABES EN QUÉ MOMENTO SE VAN A ENAMORAR DE TI"

"SI HOY TE CREES CAPAZ DE HACER ALGO BUENO, HAZLO"

"NO SABÍA QUE ERA IMPOSIBLE Y LO HIZO"

"NO HAY PEOR FRACASO QUE EL NO HABERLO INTENTADO"